Informaciones

Variante Ómicron sigue impactando en Reino Unido: Los servicios públicos se están quedando sin funcionarios

Ante el avance de esta cepa, son muchas las personas que han debido hacer cuarentena, lo que ha afectado a servicios como ferrocarriles y numerosos centros de salud.

La ola de infecciones por la variante Ómicron en Reino Unido desató el temor a una grave escasez de personal en hospitales y otros servicios públicos como las escuelas, con el regreso del país al trabajo este martes tras las vacaciones navideñas. El servicio público de salud NHS ya registra problemas debido a la gran cantidad de personal que se encuentra en cuarentena tras dar positivo. Unos 50.000 de sus empleados se ausentaron del trabajo la semana pasada por estar enfermos o en aislamiento, informó el Sunday Times.

Y al menos seis centros hospitalarios han declarado «incidentes críticos», lo que significa que algunos servicios cruciales pueden verse en peligro. El problema afectó también al servicio de ferrocarriles en Inglaterra este martes, primer día de plena actividad tras un lunes feriado, imponiendo largas esperas a los viajeros que volvían al trabajo. La secretaria de Estado de salud pública, Maggie Throup, aseguró al canal Sky News «no estar segura» de cuántos británicos se encuentran actualmente en cuarentena. «Se ha demostrado durante las navidades que mucha gente se ha contagiado, la variante Ómicron es muy transmisible, pero es una buena noticia que no parece provocar enfermedades graves como algunas de las otras variantes», afirmó.

Según normas recientes, la cuarentena de 10 días tras un positivo al coronavirus puede reducirse a 7 a condición de dar negativo dos días seguidos. Para aliviar lo que el primer ministro Boris Johnson calificó el lunes de «presión considerable» sobre los hospitales, se ha pedido que esta regla se flexibilice más para el personal sanitario, pero el Gobierno duda de su pertinencia. Este martes, los alumnos regresaron a la escuela y también se enfrentan a la perspectiva de ausencias masivas de profesores y fusión de clases, hasta tal punto que las autoridades inglesas llamaron a personal jubilado para reforzar el servicio. Pese a todo, «la educación en persona seguirá siendo la norma», aseguró el ministro de Educación, Nadhim Zahawi, en Twitter. Reino Unido es uno de los países más castigados por el covid-19, con casi 149.000 muertos desde el inicio de la pandemia en su territorio, en marzo de 2020.

Fuente: Emol.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba