Informaciones

Pedía monedas en la calle y él mismo se aplicaba las inyecciones: Revelan detalles de los primeros años de Messi en el fútbol

La «Pulga» la rompía en Newell´s, pero debía seguir un tratamiento para aumentar de talla.

Lionel Messi es uno de los mejores jugadores de la historia. Con el Barcelona ha acaparado todas las distinciones colectivas e individuales. Pero antes del club catalán estuvo Newell´s, el equipo del que es hincha, y con el que jugó en las divisiones inferiores.

Allí hizo buenas migas con Imanol Caturano, que contó cómo era la «Pulga» en esa época. «Era un chico muy divertido. Messi marcaba mucha diferencia futbolística. Cuando él quería que se terminara el partido, se terminaba. Uno hasta el día de hoy no toma dimensión de que fue compañero de este monstruo, para mí sigue siendo Lío. Seguro tome dimensión el día que no juegue más», expresó en entrevista con Ataque Futbolero. La relación de Messi con Caturano iba más allá de la cancha. El hoy capitán de la selección argentina varias veces fue a dormir a su casa y siempre llevaba las inyecciones que se aplicaba para aumentar de talla. Le decían que era demasiado pequeño para ser profesional. «Cuando Leo venía a mi casa a dormir los viernes, le daba la cajita de vacunas a mis viejos para que se la guardaran en la heladera. Y a la noche se las inyectaba solo en el cuádriceps. Esas eran sus ganas de llegar a jugar al fútbol», aseguró. Todavía no aparecía el Barcelona para ofrecerse a pagar el tratamiento. La plata escaseaba y no alcanzaba ni para una bebida después del partido. «Estando en la pensión de Newell’s salíamos a pedir monedas para comprar gaseosas y Lío, al ser tan chiquito, era el que más conseguía», reveló Caturano.

Fuente: Emol.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba