Informaciones

Ex convencionales critican a Baradit por narrar en su libro supuesta fiesta en hotel: «No puede faltar a la verdad»

El historiador señaló que otro miembro del órgano le confirmó la realización de desórdenes en Concepción. Lo cuestionan desde todos los sectores.

El 26 de noviembre del año pasado surgió la información que señalaba que algunos miembros de la Convención Constitucional habían realizado una fiesta en el Hotel Petra de Concepción. Y que hubo desórdenes provocados por los participantes.

Desde la CC y del mismo recinto de hospedaje se descartó totalmente en ese momento lo señalado y se acusó estrategias por enlodar el trabajo del organismo. Ahora, ya con el triunfo del Rechazo en el Plebiscito del pasado 4 de septiembre, apareció la publicación del libro «La Constituyente, Historia secreta de Chile», escrita por el ex convencional Jorge Baradit. En una de sus páginas el historiador se refiere a este episodio, dando a entender que sí ocurrió. «Sorprendido, pero sobre la marcha, le hice un chiste acerca de la piscina y me confirmó que en efecto había ocurrido así, que él había nadado sin autorización, de noche, en instalaciones cerradas del hotel como parte de los festejos. Sonreí, pero me quedé helado. Él suponía que yo era parte de los que sabía. En ese instante supe que estaba emocionalmente fuera del grupo», se lee en el libro. Ante esto, ex convencionales de distintos sectores criticaron a Baradit. Algunos rechazan de plano que haya ocurrido la fiesta, otros dicen que no les consta, porque no estaban ahí. Pero todos coinciden en que no es momento de contar esas cosas. «Personalmente no vi nada. Ese día salí y cuando volví habían convencionales fumando y compartiendo en el hall de entrada del hotel, nada fuera de lo normal. Lo que sí, me parece patético que Baradit se dedique a lucrar y hacer negocios escribiendo cahuines sobre la Convención», cuestiona Manuela Royo (Apruebo Dignidad). Manuel Woldarsky (Lista del Pueblo), apuntó que «me parece preocupante que haya hecho una acusación y no haya dado los nombres de los responsables. Fuimos involucrados en un escándalo y ni siquiera estaba presente en el lugar. Yo por lo menos reafirmo que no estuve ahí». Otro representante de la extinta Lista del Pueblo, Helmuth Martínez, señaló que «lamentablemente se suma a una serie de hechos desafortunados en la que miembros de la Convención se vieron envueltos. El problema es que muchos en su oportunidad desmintieron esos hechos. Por mi parte nunca participé en un hecho similar y tampoco tuve información al respecto. Los que sabían los hechos con anterioridad debieron haberlo expuesto para hacer honor a la verdad. Decirlo ahora pareciera ser que es para publicitar un libro». También desde la Lista del Pueblo, Ingrid Villena, comenta que «mientras una trabajaba más de 18 horas diarias por un año escribiendo la propuesta de nueva Constitución otros escribían libros paralelos y más encima con puros cahuines. Paren wey ya fue la CC. Espero que cuentes todo lo que lloraste porque no te dejamos escribir el preámbulo». «Me quedé en un hotel distinto al Pettra no presencié nada de eso. En redes circuló la noticia falsa que Elisa Loncón estaba en bikini en una piscina, esto a varios nos pareció tan absurdo y sin sentido que incluso desistimos de seguir indagando, estábamos hartos a esas alturas que se difundieran tonterías y no el incansable trabajo que la mayoría realizaba. Él (Baradit) tendrá que hacer una evaluación de sus propios actos», acota Adriana Ampuero (Insulares e independientes). Carlos Calvo (independiente pro PS), apunta que «él puede opinar lo que desee, pero sin faltar a la verdad. Como lectores debemos saber que él mismo señala con vehemencia que no es historiador por lo que en su libro no hay que buscar relato ni verdad sino fantasía novelada. Finalmente, alojé en el hotel Petra de Concepción donde no vi ni escuché de fiesta alguna. Al pasar de los días me di cuenta que allí había germinado una noticia falsa acerca de la Convención, que se multiplicaría por decenas a lo largo del proceso convencional».

Para Felipe Harboe (PPD), «era lo que dijo en su minuto un funcionario del hotel y la estructura neo populista de la convención negó 3 veces. Baradit está en su derecho de contarlo. Lo delicado no es que lo cuente, sino cómo armaron un círculo institucional para desmentirlo». Renato Garín (Lista del Apruebo), señala que es «una vergüenza pues muestra que el Colectivo Socialista acordó mentir públicamente y ahora uno de sus integrantes los echa al agua como un soplón escolar. Esto incluyó amedrentamiento de periodistas, uso de carabineros de civil en el hotel y presiones hacia la gerencia para tapar los hechos». Desde Vamos por Chile, el ex convencional Eduardo Cretton (UDI), expresa que «que bueno que la verdad salga a la luz. Es lamentable eso sí que nos tengamos que enterar por una confesión en un libro. Acá hay responsables, como la mesa de ese entonces presidida por Elisa Loncón y Jaime Bassa, que teniendo conocimiento de la situación no dijeron nada. Jorge Baradit es tan o más responsable del fracaso de la Convención como los que se tiraron el piscinazo». También desde el gremialismo, Carol Bown suma que «no me extraña nada de Baradit. Ni siquiera que traicione la confianza de sus aliados. En todo caso, los libros de Baradit siempre han tenido altos componentes de imaginación y ficción, supongo que este será parecido. No digo que ese episodio en particular sea ficción, digo que lo que diga Baradit no me parece que deba ser tomado en serio». Finalmente, Martín Arrau (UDI), comenta que «a confesión de parte, relevo de prueba, y si ellos reconocen el desorden y la fiesta que involucró parte de ese episodio, no es de extrañar el resultado del proceso que tuvo como factor común la ausencia de formalidad».

Fuente: Emol.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba