Informaciones

EL CABARET QUE DESATÓ EL BROTE DE CORONAVIRUS EN COYHAIQUE

La Región de Aysén era una de las zonas menos afectadas con la pandemia del coronavirus hasta ahora, ya que la aparición de un cabaret clandestino en la ciudad de Coyhaique hizo que todo este avance se perdiera.

A mediados de la semana pasada, la policía descubrió el funcionamiento de un local nocturno que operaba en horarios de toque de queda. En total serían 30 las personas contagiadas en medio de una desenfrenada fiesta, la que se habría realizado sin las medidas sanitarias para impedir las infecciones.

En el reporte de este martes, el Ministerio de Salud informó 11 nuevos contagios, la mayoría ligado de alguna u otra forma a este brote.

Las autoridades aún están buscando las explicaciones ante esta evidente infracción a las normas establecidas por el Gobierno en un sector que se encuentra en la fase de apertura inicial.

Los primeros casos

El 12 de septiembre pasado, la autoridad sanitaria de Aysén oficializó el brote generado por un local ubicado en la calle Victoria de Coyhaique. El sitio, que era conocido con los nombres “El Sabor” y “Las Conejitas”, fue descubierto funcionando de forma ilegal.

“En su mayoría corresponden a contactos estrechos o trabajadores del establecimiento o local nocturno ubicado en calle Victoria, no obstante tenemos tres o cuatro casos detectados a través de búsqueda activa”, señaló la seremi de Salud, Alejandra Valdebenito.

Marco Acuña, epidemiólogo de la repartición pública, añadió que “se está haciendo muy complejo establecer la fuente de infección y estamos haciendo esfuerzos importantes para hacer la trazabilidad de los casos”.

La búsqueda de los casos directamente ligados a este local se ha hecho compleja, ya que muchos asistentes permanecen en el anonimato. La investigación epidemiológica preliminar señaló que al menos 30 personas asistieron al recinto, por lo que la trazabilidad de los casos se hace cuesta arriba.

“Yo ayer me enteré de que un contagiado de Las Conejitas propagó el virus a 35 personas (…) el punto es que hoy la gente está asustada”, afirmó el alcalde de Coyhaique, Alejandro Huala, al programa Buenos Días a Todos.

La autoridad comunal responsabilizó a las entidades de Gobierno y a Carabineros de no haber fiscalizado el sitio, el que de día estaba funcionando como un restaurante, pero que cambiaba de rubro durante las horas de toque de queda.

Del cabaret al hospital

 

La cifra de casos nuevos en Aysén creció en cerca de un 200% en las últimas semanas. El último informe epidemiológico, publicado el sábado pasado, mostró que la comuna de Coyhaique tenía 52 casos activos, una cifra superior a los 36 consignados en el reporte pasado, en un ascenso que estaría directamente ligado al caso del cabaret.

En cuanto a los indicadores de trazabilidad, la comuna posee una cobertura de testeo del 96.8%, con una búsqueda de casos activos del 47.8%. Aquella cifra podría variar a medida que se notifiquen nuevos contagios.

Durante las últimas horas, la atención de las autoridades también se está centrando en otros puntos, los que podrían perjudicar a una zona que por el momento no ha sobrepasado por 300 casos totales, con una tasa de incidencia bajísima en comparación a las vecinas regiones de Los Lagos y Magallanes.

El lunes, la seremi Valdebenito reconoció que más allá de lo ocurrido en el local nocturno existe un brote en una residencia sanitaria, el que estaría relacionado con el aumento de la carga viral desatada en la semana.

“El riesgo a contagiarse es alto. Y es por eso la importancia que estamos pidiendo a la comunidad, de tomar las medidas, mejorar nuestras conductas, precisamente  sociales, para minimizar el número de casos activos y, por supuesto, no exponer a nuestro personal sanitario”, manifestó.

Adicionalmente, las autoridades investigan un foco que se habría generado en el hospital de la ciudad. El recinto tiene a funcionarios contagiados, quienes actualmente se encuentran en aislamiento y bajo revisión médica.

Por el momento el Minsal no ha entregado luces de que la comuna deba retroceder desde la apertura inicial a la fase de transición o a la cuarentena.

La última encuesta diaria publicada por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi) mostró que la región tiene una disponibilidad del 50% de sus camas UCI, por lo que el brote del cabaret en Coyhaique aún no tendría efectos para que el Gobierno tomara una medida que haga pensar en un confinamiento inmediato.

 

Por Sebastián Dote – El Dínamo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba