Informaciones

Diputados de La Araucanía refutan dichos de Vallejo y piden salida «inmediata» de abogado que tildó de líder a Llaitul

Parlamentarios de Chile Vamos y el independiente Andrés Jouannet coincidieron, además, en que la participación de Ignacio Sapiaín en el "caso Huracán", genera de cierta forma un conflicto de interés que el Gobierno debe evitar.

En la salida inmediata del abogado de Interior, Ignacio Sapiaín Martínez, coincidieron varios de los diputados por La Araucanía, luego de que éste mostrara empatía hacia el líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, en su audiencia de formalización, a la vez que se conociera la participación del jurista en el «caso Huracán». Fue durante la audiencia realizada el jueves en el Tribunal de Temuco que Sapiaín expresó que «el señor Llaitul es un líder, mucho más que un guerrero», aunque indicó que «como buen líder, ha perdido el rumbo».

Al respecto, la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, dijo ayer que si bien «cualquiera puede tener opinión de cómo se construyó el relato del abogado, pero lo importante es considerar el efecto que tuvo, porque él fue mandatado a solicitar una medida cautelar y se consiguió». Asimismo, la portavoz de La Moneda negó las informaciones de prensa respecto a que se trata del mismo abogado, quien defiende a las víctimas en la causa correspondiente al «caso Huracán», dentro de las que se encuentra Llaitul: «No es defensor de Héctor Llaitul, porque tiene su propia representación jurídica que es totalmente distinta», añadiendo que Llaitul «tiene su propio abogado que es defender, el otro es querellante en la causa» del «caso Huracán». La ministra recalcó que «el abogado tiene un mandato que es resguardar el Estado de Derecho, porque nadie está por sobre la ley y es conocido por todas y todos que el caso Huracán ha sido una vergüenza nacional» y «donde el abogado es querellante para defender a la sociedad chilena (…) tratar de mezclar una cosa con la otra es de muy mala intención y además es mentirle al país». Las opiniones de los diputados Pero las declaraciones de la titular de la Segegob no dejaron conformes a todos los parlamentarios de La Araucanía, así lo manifestó a Emol el diputado Henry Leal (UDI), pues consideró que «el Gobierno se contradice una y otra vez, lo que demuestra es su falta de convicción, este tema les complica, porque es un sector político que tiene cercanía con los grupos más radicales, eso ha quedado demostrado en las mismas escuchas. Es impresentable que el abogado, aunque no asuma una defensa directa (de Llaitul), indirectamente igual lo está defendiendo. Este tema al Gobierno le rebotó y demuestra la poca pulcritud que tiene». A su juicio, esto «es una falta de profesionalismo, el abogado de partida no debería seguir trabajando y deberían pedirle la renuncia de forma inmediata, no puede seguir, porque si yo supiera que tengo un conflicto mínimo de intereses, tengo que inhabilitarme inmediatamente. Por tanto, esta persona no está apta para seguir trabajando en el Ministerio del Interior». «La ministra (Vallejo) puede dar mil explicaciones, pero la ciudadanía es bien sabia y todos se dieron cuenta ya que esto es impresentable y el abogado tiene que renunciar. Interior tiene un jefe que es la ministra del Interior (Izkia Siches), ella tiene que pedir la renuncia», recalcó Leal, algo que ya solicitaron a Interior.

Para el diputado Miguel Becker (RN), «las explicaciones de la vocera de Gobierno no hacen otra cosa que tergiversar la realidad y ella es quien miente al país cuando escuchamos de parte del propio abogado que ‘lamentablemente él tenía que solicitar la prisión preventiva para este gran líder’, como dice en otras declaraciones. Él tiene una admiración especial por el señor Llaitul, que yo creo que lo inhabilitan absolutamente para ser parte del Estado como querellante, en esta causa». En relación a si debería dar un paso al costado el abogado, Becker recordó que «ya vimos salir a la ministra Vega, yo creo es mucho más fácil que el Ministerio del Interior contrate un abogado de verdad y que trabaje para Chile, en defensa de los intereses del Estado de Chile». «Hay que pedirle a este abogado que salga y que el Gobierno nombre un nuevo abogado, quien sea que tome las riendas de este caso», insistió Becker, afirmando que «tenemos muy buenos abogados en La Araucanía, y no se trata de que tengan proximidad con uno u otro sector, sino que hagan su trabajo en forma profesional, tomando todos los antecedentes para que delincuentes como éste no salgan más de la cárcel». En la misma línea, el diputado Andrés Jouannet (IND) apuntó que esto «el Gobierno hace tiempo que viene presentando problemas en materia de su línea jurídica, Interior tiene un problema en materia de las causas que está llevando y ha demostrado absolutamente deficiencia y poca prolijidad (…) Los medios de prensa deberían empezar a revisar sobre todo en el caso de La Araucanía, quiénes son las personas que ha puesto el Gobierno en los distintos cargos y sus vínculos con los grupos radicales mapuches». Con ello, aseveró que «la designación de este abogado no es un accidente, me da la impresión de que o el Gobierno es desprolijo completamente o uno tiene que empezar a pensar que dentro del Gobierno hay fuerzas que no quieren que estos procesos avancen». «El Gobierno nunca debió haber presentado ese abogado, además el relato del abogado es improcedente, porque Héctor Llaitul no es ningún líder (…) él lidera fundamentalmente una agrupación de tipo terrorista, guerrillera, delictual, que se dedica al robo de madera y el tráfico de armas. El abogado ha hecho un relato que además es falso (…) no da garantías de imparcialidad ni de que va a hacer bien su trabajo», sostuvo Jouannet. Asimismo, el diputado Miguel Mellado (RN) cree que la ministra Vallejo «nuevamente trata de sacar del fango al Gobierno con explicaciones que quieren dejar bien puesto al Gobierno con la ciudadanía, pero sobre el nombramiento de un abogado que está defendiendo víctimas en el caso Huracán, y a la vez con los dientes apretados y la garganta apretada, tuvo que pedir la prisión preventiva a Héctor Llaitul, siendo que lo trató de líder a este terrorista» no lo logró. «Por tanto, aquí hay un hecho de la causa que el abogado no puede ser representante del Ministerio del Interior que es un querellante, que tiene que comprobar que Héctor Llaitul es un terrorista y que cometió las causas por las cuáles la Fiscalía le está apuntando. No es presentable para la ciudadanía que siga en ese cargo y se le silencia solamente su pensamiento», sostuvo. Según el diputado Mellado, la vocera de Gobierno «se equivoca, debieron haber cambiado no sólo a la ministra Vega, sino que también al abogado, por los dichos y con la impronta que se presenta no debe ser abogado del Ministerio del Interior, sino que es mejor que esté junto a la defensa de Llaitul». Sobre el abogado, Vallejo dijo ayer que «sigue cumpliendo sus funciones» y que «todas las evaluaciones las hace la División Jurídica del Ministerio del Interior».

Fuente: Emol.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba