Informaciones

Con «gestores de pensiones» en vez de AFPs y el 6% a ahorro colectivo: La reforma de los senadores de oposición

La iniciativa presentada el miércoles surge como alternativa al proyecto que impulsa el Ejecutivo.

«En general, para la oposición, el proyecto que el Gobierno promovió en la Cámara de Diputados y que salió de allá no cuenta con el respaldo necesario para su aprobación futura». Así lo aseguró el miércoles senador Juan Pablo Letelier (PS), presidente de la comisión de Trabajo, instancia en la que se instaló el debate en torno a la reforma de pensiones que impulsa el Ejecutivo. Dicho eso, y bajo la lógica de una «cirugía mayor de verdad», citando las palabras del Presidente Sebastián Piñera, es que Letelier, junto a la senador Carolina Goic (DC), le presentaron a los ministros ahí presentes, Ignacio Briones de Hacienda, y María José Zaldívar de Trabajo, una propuesta alternativa para poder negociar y alcanzar un acuerdo sobre un nuevo sistema previsional.

Los secretarios de Estado se comprometieron a estudiar la propuesta, mientras que los parlamentarios de oposición recalcaron sobre la necesidad de alcanzar un acuerdo ágil, apuntando que se concrete durante mes de agosto, a lo que Briones llamó a «no ponernos la soga al cuello» en la rapidez por buscar este acuerdo, considerando lo importante y profunda que sería esta reforma. La iniciativa expuesta por ambos senadores plantea ampliar gradualmente el Pilar Solidario, para llegar a una Pensión Básica Universal Garantizada que cubra hasta la línea de la pobreza y constituya «un piso de protección social para todos». Y para ello, se propone ampliar la cobertura de la Pensión Básica Solidaria (PBS) y del Aporte Previsional Solidario (APS), hasta llegar al 95% de las familias. En línea con lo anterior, se busca establecer un sistema mixto con la creación de un componente público, de Ahorro Colectivo Solidario en el Pilar Contributivo, al que se destine la totalidad de la cotización adicional del 6% de cargo gradual al empleador. Es decir, no dividir este porcentaje adicional entre ahorro individual y colectivo, como apunta el proyecto del Ejecutivo. Este Fondo Solidario Colectivo sería administrado por un ente público denominado Consejo de Ahorro Colectivo Solidario (CACS), el cual deberá tener una elevada capacidad técnica y estar dotado de autonomía, cuya financiación se realizará a través de un descuento sobre el saldo del fondo colectivo y un aporte fiscal. Asimismo, la base del nuevo sistema sería una pensión nocional, que resultará del registro de la historia previsional del afiliado y de la aplicación de una tasa de interés nocional, generando solidaridad inter e intrageneracional con criterios de género y estableciendo beneficios para quienes hayan cotizado durante 30 años o más. El sistema sería sometido al menos cada dos años a una revisión actuarial independiente. «Gestores de Pensiones»: El reemplazo de las AFPs A la vez, el texto del proyecto establece una reforma «profunda y sustantiva» del Pilar Contributivo, pasando a un sistema con separación de funciones entre la administración de cuentas y fondos, lo que implica «pasar a una nueva estructura de administración sin las AFPs como las conocemos». En cuanto a la administración de cuentas, esta estaría a cargo de una institución pública denominada «Administrador de Pensiones», que podrá subcontratar diversas funciones. Mientras que la administración de los fondos de capitalización individual se licitará a «Gestores de Fondos» regulados. Con esto, «las personas podrán optar por algunos de los Gestores de Fondos licitados o que dichos fondos sean administrados por el CACS, en un fondo separado que se constituirá para este efecto, bajo una estructura de ciclo de vida», añade el documento.

También, los senadores de oposición apuntan -mientras se crea el nuevo sistema- a una nueva regulación para las utilidades de las AFPs. En el corto plazo, estas deberán destinar el 30% de sus utilidades netas totales al Fondo Solidario Colectivo, junto con fijar un límite a las utilidades de las administradoras al mediano plazo, destinándose el exceso a dicho fondo. La propuesta plantea incluir un representando de los afiliados en el directorio de las AFP y que los directores que las administradoras designan en empresas donde invierten los fondos de pensiones sean elegidos por la comisión de usuarios. La iniciativa además contempla el fortalecimiento de la Comisión de Usuarios: introduce un seguro de lagunas previsionales que se financiarán a partir del fondo solidario del Seguro de Cesantía; la obligación de exención de pago de comisión a la AFP para los afiliados que posterguen edad de pensión y los pensionados que sigan cotizando; revisar la tabla de mortalidad; perfeccionar el cálculo de la tasa de interés técnica de retiro programado e incentivar el Ahorro Previsional Voluntario Colectivo. Por último, el documento indica que se deberá avanzar en el principio de «trato uniforme», estableciendo un grupo de trabajo especializado, con un cronograma definido y que proponga una reforma a los sistemas de pensiones de las Fuerzas Armadas y de Orden.

Fuente: Emol.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar