Informaciones

Armando Manzanero, el rey del romanticismo que dejó un legado inolvidable en sus 70 años de trayectoria

El pianista, intérprete, productor y compositor mexicano que falleció este lunes, tuvo una fructífera carrera, con más de 400 canciones y más de 30 trabajos discográficos. En lo personal, se casó cinco veces y tuvo siete hijos.

El cantante y compositor mexicano Armando Manzanero, fallecido este lunes producto del covid-19 a los 85 años, dejó tras de sí una ecléctica trayectoria de 70 años con 400 temas y más de 30 producciones discográficas en donde predominó una temática: el amor. Reconocido más allá de sus fronteras como el rey del romanticismo, deja tras de sí un legado inolvidable en la historia de la música en español, un sinfín de discos vendidos e innumerables reconocimientos. Pianista consumado, llegó a decir que este instrumento siempre fue el «amor de su vida, mi eterno compañero y el señor que me ha dado todo», según recoge la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), de la que era presidente desde el 2010. Conocedor de la tradición del bolero y de gran sensibilidad, el compositor conectó con la audiencia con temas que han sido versionados a lo largo de los años por artistas de la talla de Elvis Presley, con «It’s impossible», una versión en inglés de «Somos novios»; Dionne Warwick, Tony Bennett, Alejandro Fernández o Christina Aguilera. Carrera fructífera e incombustible Este «mexicano de origen maya», menudo e incombustible, llegó a decir en una entrevista con Efe en 2016 que «jamás en la vida» dejaría de trabajar. Y lo cumplió hasta que pudo, pues sus últimos días tuvo que pasarlos en el hospital, donde recibió mensajes de apoyo de una infinidad de artistas y personalidades, como la nobel guatemalteca de la Paz Rigoberta Menchú, quien pidió su recuperación a los «ancestros mayas».

Manzanero nació el 7 de diciembre de 1935 y desde pequeño estuvo cerca de la música, pues era hijo de los músicos fundadores de la orquesta Típica Yucalpetén. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Mérida y comenzó a dedicarse profesionalmente a la música en 1957, como pianista. Poco después se trasladó a la Ciudad de México, donde acompañó a reconocidos intérpretes de la época como Pedro Vargas y José José, y trabajó como promotor de la editora musical EMMI y Director Musical de la CBS Internacional (hoy SONY). En los años 60 arrancó su andadura como productor musical de artistas tan reconocidos como Angélica María, una labor que desempeñó posteriormente con los españoles Dyango, Presuntos Implicados y Luis Miguel. 400 canciones, 30 trabajos discográficos y varios reconocimientos Además de pianista, intérprete o productor, el Manzanero compositor nació en 1950 con «Nunca en el mundo» y cuenta con más de 400 canciones. Publicó más de 30 trabajos discográficos, entre ellos «Somos novios» (1968), Corazón Salvaje (1977), «Nada personal» (1995) o «Duetos», que le valió el Grammy al Mejor álbum vocal pop para grupo o dúo en 2001. Obtuvo otros reconocimientos, como el primer premio en el Festival de Mallorca de 1978 con «Señor Amor», interpretada por Dulce, o el premio a la excelencia, por su trayectoria artística otorgado por la Billboard Magazine en 1993. A lo largo de siete décadas colaboró y produjo a muchos artistas mexicanos, apadrinó conciertos y buscó nuevos talentos, convirtiéndose en un referente de la industria cultural del país. Además, luchó en la última década desde la presidencia de la Sociedad de Autores y Compositores de México, para dignificar la labor de los artistas y reconocer la autoría de sus obras. «He tenido mis tiempos en donde piensan que ya no doy más, que ya se terminó mi época, pero cuando surge una oportunidad ahí entro y les hago entender que no es cierto», llegó a decir este artista que escribió «de todo, lo mismo tropical que rock and roll». Se casó cinco veces y tuvo siete hijos. Laura Elena Villa, su «Laurita», fue su última pareja estable. Para ella compuso en los ’90 el tema «Nada personal» cuando ambos estaban en otras relaciones sentimentales. La última aparición pública de Manzanero fue el pasado 11 de diciembre en Mérida, donde inauguró el Museo Casa Manzanero dedicado a su vida y obra. «El agradecimiento es la memoria del corazón, y la música es el mejor recuerdo que se puede llevar en el bolsillo», dijo entonces. Siempre con elegantes trajes, Manzanero gustaba además de la buena comida, el cine, el circo y el buen sentido del humor. Entre sus últimas presentaciones destaca un concierto virtual que realizó en septiembre junto al veterano rockero Alex Lora, líder de la banda El Tri, y el cantautor de música pop Aleks Syntek.

Fuente: Emol.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba